Jean Vigo nació en 1905 en París, Francia y murió en 1934 en el mismo lugar a causa de tuberculosis. Su padre era un militante anarquista y murió en una prisión cuando Vigo tenía doce años; estuvo inscrito durante cuatro años en el internado de Millau cuando era adolescente; se casó con Elisabeth Lozinska, quien le ayudó con el financiamiento de su primer trabajo. En todas sus obras, cuatro en total, se pueden ver reflejadas varios acontecimientos de su vida.

La primera película que realizó fue A propósito de Niza, en 1930; y ésta, todavía era silente, ya que, apenas estaba empezando la cuestión del sonido. Este cortometraje fue, sobretodo, una especie de documental experimental, ya que no nos narra una historia lineal o concreta, y, por el contrario, nos expone situaciones y reflexiones del momento en ese lugar, y juega mucho con la cámara y todas sus posibilidades. Se lleva a cabo en Niza, exactamente en la Costa Azul. Las primeras tomas son aéreas y son magníficas, ya que no sólo se subieron al avión y filmaron estáticamente, sino que le dieron cierto movimiento a la cámara para hacer más amena la propuesta. No está de sobra la toma en el cielo, ya que, nos sirve de introducción a lo que nos van a enseñar; nos muestran la locación y de quiénes nos van a hablar: de todos aquellos que viven ahí. Tiene un juego muy interesante inmediatamente después de esas tomas, pues filma un tren de juguete y cuando éste se para, aparecen dos personajes (igualmente de juguete), después desaparece el tren, y luego se cae uno de ellos. Sin embargo, como son plásticos, no se pueden mover, así que deja estática la cámara, filma las acciones y el resultado hace parecer que fue involuntario el movimiento.

Una escena que es magnífica, y probablemente mi favorita, es cuando están en la calle y se ponen a filmar a la gente que va pasando de un lado a otro. Escogen a una persona que va de izquierda a derecha, y cuando lo pierden de vista, escogen a otra y cambian de sentido, luego un corte y se acercan a ver que está haciendo otra persona, etc. Esto habla más de lo que parece, pues da muchos sentidos. Uno de ellos es que todos caminan de un lado a otro y sólo pasan, pero nadie se fija en nadie, somos indiferentes. La otra es que agarran a una persona de clase baja y después a alguien de clase alta, un pobre y luego un rico, y se ve claramente el contraste de las clases. Lo chistoso de esta parte es que, a veces, la gente se les queda viendo, ya que no saben qué pasa o por qué los filman.

También pone material de mucha diversidad de actividades, de cosas, de juegos, etc. Por ejemplo, los barcos o avionetas en el mar, el deporte de la clase alta que es el tenis y el de la clase baja que es una especia de bolos en la calle, carrera de coches, mujeres bailando y demás situaciones. Contrasta muy bien lo que quiere enseñar, ya que se va directo a algo; por ejemplo, filma las piernas y los pies de las personas. De los ricos se puede ver que tienen calcetas brillosas y completas, y tacones lujosos; mientras que, los pobres tienen sus pantalones cortos, y sus calcetines y zapatos sucios y rotos.

Para concluir, creo que es magnífico el trabajo de Jean Vigo, pues tiene un poco de todo en apenas unos minutos de cortometraje. De verdad que sí era algo experimental; sin embargo, no es un trabajo sucio ni inentendible, sino que, todo lo contrario. Con todo aquello con lo que él juega se justifica, se entiende, o le da una buena razón de ser. Las tomas aéreas, los cortes en un mismo encuadre, cámara lenta, desenfoques, entre otras herramientas.

a-propos-de-nice.jpg1486416412_e-propos-de-nice-desnuda-al-sol.jpg

Biografiasyvidas.com. (2017). Biografia de Jean Vigo. [en línea] Disponible en: http://www.biografiasyvidas.com/biografia/v/vigo.htm [Accesado 3 feb 2017].

 

Es.wikipedia.org. (2017). Jean Vigo. [en línea] Disponible en: https://es.wikipedia.org/wiki/Jean_Vigo [Accesado 3 feb 2017].

Anuncios