Jean Vigo nació en 1905 en París, Francia y murió en 1934 en el mismo lugar a causa de tuberculosis. Su padre era un militante anarquista y murió en una prisión cuando Vigo tenía doce años; estuvo inscrito durante cuatro años en el internado de Millau cuando era adolescente; se casó con Elisabeth Lozinska, quien le ayudó con el financiamiento de su primer trabajo. En todas sus obras, cuatro en total, se pueden ver reflejadas varios acontecimientos de su vida.

Su última película y más larga, dado a su duración de hora y media aproximadamente, relata la historia de una pareja de recién casados, quienes, para su luna de miel, se van en un barco, y uno de sus destinos es París. El marido es capitán del barco y es ayudado por dos marineros. El hombre, Jean, es interpretado por Jean Dasté; la mujer, Juliette, es protagonizada por Dita Parlo; y, por último, Michel Simon, gran actor francés, es uno de los marineros.

Nuevamente, Vigo usó varias herramientas y recursos que ya había realizado en sus otros tres trabajos; sin embargo, no es lo mismo porque el contexto de la historia cambia el significado de su propuesta. Por ejemplo, podemos ver que hizo una toma aérea, como en su primer cortometraje; no obstante, esta vez la utiliza para apreciar el barco desde otro punto de vista y demostrar donde se encuentra, en una gran masa de agua. Otra cosa es la toma submarina; en su segunda película, Vigo realiza una toma subacuática ya que habla de la natación. Propiamente, es casi lo mismo, sumergir la cámara en agua, pero el sentido que le da en este largometraje es muy bello. La mujer le dice a su pareja que ella lo puede ver en el agua cuando sumerge la cara. Él lo intenta y no puede verla; tiempo después, cuando se pone celoso y decide abandonarla, a los pocos días se arrepiente, y en su miseria, agonía y preocupación, se lanza al mar y ahí es cuando el director pone tomas submarinas. Entonces, repite algo que ya había hecho, pero con otro significado apegado a la nueva película. Y no sólo eso, sino que utiliza doble exposición, ya que, nos hace saber que el hombre, al estar sumergido, puede ver a su esposa (la doble exposición está compuesta de una toma bajo el agua, más ella de cuerpo completo).

Por último, es importante remarcar que Vigo sigue utilizando el sonido no sólo como una herramienta, sino a la par de la imagen. Para ejemplificar esto, hay dos situaciones claras, la primera y más importante, que lo usa como resolución del conflicto. El marinero, sabe que a la mujer le gusta la música y conoce su canción favorita. Ella está perdida y vagando por la ciudad, mientras que el marido está arrepentido de abandonarla por una tontería. Michel Simon decide salir a buscarla y la encuentra fácilmente en una tienda donde se escucha música individualmente. Esa es la primera, y hay una escena magnifica donde hay un chiste y un juego entre imagen y sonido/música. La toma muestra el tocadiscos y a Michel Simon, él toma un vinilo y con su mano le da vueltas como si fuera el brazo del aparato pasando por los surcos y empieza a sonar música, se extraña de este acontecimiento y quita la mano, se para la música; hace esto un par de veces más y luego voltea a la izquierda y cacha a su amigo marinero tocando el acordeón mientras el repasaba con su mano. Sin duda, Jean Vigo hizo grandes cosas en sus primeros y últimos filmes. Murió joven y no pudo seguir haciendo trabajos; ya tenía una lista larga de proyectos a futuro. Desde su primera película recurre a genialidades que se siguen viendo en su última, logra repetir y agregar fenómenos con un significado distinto o nuevo.

 

 

Biografiasyvidas.com. (2017). Biografia de Jean Vigo. [en línea] Disponible en: http://www.biografiasyvidas.com/biografia/v/vigo.htm [Accesado 3 feb 2017].

 

Es.wikipedia.org. (2017). Jean Vigo. [en línea] Disponible en: https://es.wikipedia.org/wiki/Jean_Vigo [Accesado 3 feb 2017].

Anuncios