Pierre-Auguste Renoir, el pintor expresionista, tuvo tres hijos. El segundo de éstos fue Jean Renoir, quien también se involucró en el arte, sólo que él se encaminó hacia el cine. Nació en París, Francia en 1894 y murió en California, Estados Unidos en 1979. Catherine Hessling, una mujer que modeló para el pintor, terminó casada con Jean Renoir. Tuvieron un hijo y después se divorciaron. Estudió en un colegió católico en su ciudad de origen y estuvo en la aviación durante la Primera Guerra Mundial.

Toni es una extraordinaria película que retrata muy bien el tema de los migrantes. Esta historia habla sobre un italiano que va al sur de Francia a conseguir trabajo para obtener algo que comer. Ahí, conoce más migrantes de muchas partes, Italia, la misma Francia, etc. Al principio de la cinta uno de los trabajadores le dice al otro: “mi país es aquel que me da de comer”. Pensar en esta situación es compleja, pero nada difícil. Durante la existencia del hombre, siempre ha habido miseria, pobreza, explotación, etc. En esta ocasión, no hay nada diferente, miles de personas no tienen alimento ni trabajo; es por eso que, la gente migra a otras regiones.

El inicio es muy importante para toda la película: vemos como un tren llega a un lugar donde hay personas trabajando. Tanto los que van en el vehículo como los obreros son migrantes. Los que ya han conseguido trabajo se quejan de los nuevos que van a buscarlo. Cuando Toni llega, se termina casando con Marie, una mujer insoportable. Renoir logra personificarla muy bien, dado a que, el público se llega a desesperar por su actitud, pero no cae en la ridiculización de las mujeres celosas, sino algo más realista. Después llega Josefa, una hermosa española. Actúa increíble ya que, tiene parlamentos en español que divierte a la audiencia. Toni se enamora de ella, lo que ocasiona el intento de suicidio de su esposa, una escena muy trágica. Marie lo saca de la casa y esa acción determina la decisión de Toni de ir por su más amada; sin embargo, ya está casada con otro hombre, quien resulta ser un abusador. Unos meses después, decide escapar con otro hombre. Para esto, acuerdan que ella le robará dinero a su marido y luego saldrán huyendo. Una de las mejores secuencias de la película empieza a partir de estos acontecimientos.

El hombre duerme y Josefa le intenta sacar el dinero, éste se despierta y la persigue por la casa. Cuando está arrinconada, él tira la pistola al suelo, se quita el cinturón y le pega. Luego, recalcan la imagen del arma tirada, regresan a Josefa y entendemos que va en busca de ella. Escuchamos un disparo y sabemos que el hombre ha sido asesinado.

Fiel a su amor verdadero, Toni decide ayudarla y esconder el cadáver en el bosque a modo de que parezca un suicidio; sin embargo, un policía lo ve y lo intenta arrestar, pero Toni logra huir. Cuando Josefa se entera de que lo han atrapado, va a entregarse, ya que sabe que no deberían culpar a Toni por algo que ella hizo. Toni sigue corriendo y un policía le dispara. Hay muchas cosas mágicas en esta secuencia. Lo primero es la capacidad de narrar tanto en tan poco. Es decir, de la misma trama pasan dos sucesos en partes distintas; por un lado, Toni hace una cosa, y por el otro, Josefa hace otra. Primero vemos a Toni cargando el cuerpo y el policía persiguiéndolo; en el mismo momento, Josefa se entera que lo han detenido, y se va a entregar, pero no sabe que Toni está corre y corre; asimismo, Toni no sabe que Josefa ya se entregó, y entonces continúa escapando, haciendo que le disparen. En pocas palabras, se logra un montaje que da a entender tanto lo que está pasando como lo que los personajes saben y lo que no.

Durante toda la cinta se puede apreciar una gran fotografía: suaves movimientos, encuadres perfectos y bien cuidados, etc. Uno de los momentos más grandes a nivel fotográfico es cuando está corriendo de la policía: en la toma se ve un puente, mucho cielo y apenas un punto deslizándose, que es Toni corriendo. Este cuadro recuerda y resume el gran puente que tuvo que cruzar para llegar ahí; también es la representación del largo viaje que ha hecho durante su vida para sobrevivir; y, por último, describe la situación en la que se encuentra: él es minúsculo ante lo que se encuentra y lo que le espera: la muerte.

Si pusieran este largometraje en italiano, se pudiera jurar que pertenece al neorrealismo italiano. En realidad, esta película y Jean Renoir en general, influyeron demasiado para este movimiento en Italia. Se inspiraron en la temática, en la realización, en la trama, etc. Esta historia no tiene un final feliz, pero así es la vida de cientos de personas, de campesinos, de obreros, de mujeres, niños y hombres; y ésta es una de las maneras de representarla.

 

Referencias:

Biografía de Jean Renoir (2017). [en línea] Buscabiografias.com. Disponible en: http://www.buscabiografias.com/biografia/verDetalle/4684/Jean%20Renoir [Visitado 14 feb 2017].

Schneider, S. (2008). 501 directores de cine/ 501 Movie Directors. 1ra edición. Random House Mondadori, pp.72-74.

Anuncios