Krzysztof Kieslowski, el director polaco, hizo una hermosa película. Algunos personajes de su cinta le dicen a Filip (el protagonista) que es hermoso lo que hace: filmar y capturar momentos de la vida.

Cuando Filip se compra su cámara de 8mm, lo filma todo. Captura a un amigo suyo manejando su camioneta, estacionándose y bajándose de ella. Después, la madre se asoma por la ventana del edificio y saluda. Filip fotografió todo esto. Tiempo después, la mamá se muere y su hijo entristece casi hasta morir. Le pide la película para verla, la observan y le dice: “Haz hecho algo hermoso”. Dejó la memoria de su madre en movimiento por el resto de la vida.

Uno de los cortometrajes que hacen en el colectivo de cine es acerca de un profesor enano que ha trabajado toda su vida. Pasan ese documental por la televisión y se juntan para verlo. El documentado le dice a Filip: “Haz hecho algo hermoso”. Compartió sus memorias y sus anécdotas con muchas personas, lo dejó marcado en la historia.

Al principio, el protagonista lleva consigo la cámara por todos lados y le da vuelta en todo momento. Le preguntan que qué tanto filma. Él contesta: “Todo lo que se mueve”. Para el título de la película, esto es cierto: cualquier amante del cine toma una cámara y apresa todo aquello que se desplace.

Es muy interesante el sonido en esta película. Cada vez que Filip presiona el botón para empezar a rodar, el sonido que emite la cámara está presente. Pareciera casi obvio y evidente, pero no lo es tanto: el sonido siempre está al mismo volumen, ya sea que tengamos al camarógrafo a un lado o lo veamos varios metros a distancia. Esto es para hacer notar que están filmando dentro de la película.

Por último, cuando el personaje empieza a tirar el rollo, hay veces que nos meten dentro de su cámara para observar qué está viendo. Sumergirnos de esta manera hace que el espectador sea un fotógrafo. Sin embargo, hay una toma excelente cuando empieza a filmar y nos meten, pero de repente, con un movimiento de cámara y de personajes, rápidamente nos sacan y volvemos a ser espectadores. Este filme es el juego entre ser público o realizador de tu propia película/vida.

Anuncios