El tema y la trama de la película son muy curiosos. En realidad, pasan muchas cosas sin que pase algo en concreto. Los personajes principales son dos hombres. Uno de ellos estudia para ser el mejor en su rama y el otro ya está casado, con una hija y vive al máximo cada instante de su vida.

Cuando se cruzan en sus caminos, el que la pasa bien todo el tiempo, invita al otro a comer. Dado esto, se sube al coche y se dirigen a su destino; sin embargo, se desvían, buscan establecimientos que estén abiertos, quieren coquetear con unas chicas, pasan a ver a la familia, tienen una pelea con otras personas, se emborrachan, se duermen en la casa de uno de ellos, después se la pasan en la playa y al final van de regreso.

Cada uno tiene un objetivo concreto en su día. El que va en la universidad, sólo quiere regresar a su casa a estudiar. El otro, quiere perder el tiempo y pasar el día. El mundo de cada uno de los protagonistas es totalmente diferente, pero tienen algunas similitudes; por ejemplo, los dos se encuentran solos y con un vacío dentro de ellos.

Una técnica muy bien usada (y de mucha gracia) es la voz en off de Roberto (el estudiante.) Esta herramienta es usada para revelar los pensamientos del personaje y después habla con la otra persona: el problema es que nunca dice lo que piensa (y eso nos pasa a muchos.) Por ejemplo, el hombre cuarentón le pide 2,000 liras, Roberto se las da y en su cabeza piensa (nos lo muestran en voz en off) “ya no le voy a prestar ni un céntimo”; y a los dos segundos el otro le vuelve a pedir 2,000 liras y Roberto saca inmediatamente su cartera y le da el dinero.

El hombre grande tiene un automóvil y es así como se transportan de un lugar a otro. Gran parte de la película se ubica en este vehículo y resulta bastante cómica, desde las partes en las que se pelea con otros coches, en las que hace carreras o todo el tiempo que se la vive tocando el claxon.

Termina con un final inesperado. Todo siempre va bien. El estudiante es muy calmado y cuando decide ser más libre, gritar por la vida y vivir un poco más al límite, justo en ese momento, ocurre un lamentable accidente de coche que, en cierta parte, fue provocado por él.

Anuncios