Es un documental, aunque también un cine-ensayo. Documenta el desierto del Sahara y reflexiona sobre algunas cuestiones de la humanidad, de la Tierra y demás aspectos.

Las imágenes son bellísimas y muy contemplativas. Uno puede quedarse horas y horas viendo aquello, parece ser hipnotizante.

El discurso cinematográfico y fotográfico está muy bien hilado. Fata morgana es una ilusión óptica que la conocemos mejor como espejismo. Estos se dan en el desierto o en cualquier lugar con una alta temperatura. Al estar en una zona de demasiado calor, el efecto se produce. Herzog decide capturar este fenómeno natural y mostrarlo en la pantalla. Sin embargo, todas las tomas tienen algo en relación con ello. Por ejemplo, al tomar el agua, o el mar o un lago, podemos ver lo que hay arriba (digamos unos árboles) y el reflejo que se ve en la masa líquida (los árboles a la inversa.) Es decir, nos quedamos con el concepto del espejismo, de ver doble. Y hay algunas veces donde las tomas se repiten; es decir, hay una toma de la cascada, la cámara se mueve y vemos la caída de este flujo. Termina la toma y volvemos a ver lo mismo. No nos vayamos tan lejos y tan específicos, desde el mismo inicio ya podemos ver esta constante al ver repetidas veces aterrizar a un avión (aunque nunca es la misma toma reutilizada, siempre son distintos aviones los que aterrizan.)

El director alemán realiza ciertas entrevistas, pero de una manera muy relajada, nada estricto. Esto se puede ver porque los entrevistados estaban relajados y haciendo de lo suyo. El que tenía un reptil en sus manos lo mostraba con placer y orgullo; dos chavos seguían las ordenes de Herzog contentos y demás situaciones.

Los paisajes que capturaron eran tremendos, los largos travellings duraban mucho pero no se sentían por la imagen tan atractiva que se presentaba. El punto de esta película era mostrar un poco de lo increíble que es el Sahara, su gente, sus áreas naturales, su arena; todo ahí resulta sublime, o al menos, así es como nos lo presenta la cámara de Herzog.

Anuncios